Retomar la actividad física con cuidado

Al retomar la actividad física después del verano es todo un reto, seguro notarás que tu nivel no es el mismo, por lo que debes tomar las cosas con calma. El calentamiento y el posterior estiramiento se vuelven particularmente importantes, pues como el cuerpo se ha desacostumbrado al ejercicio la probabilidad de sufrir desgarres o lesiones se incrementa.

retomar actividad física después del verano

Ajustar nuevamente la rutina puede requerir de la ayuda de un experto, algo en lo que un entrenador personal puede ser de gran ayuda. Estos profesionales partirán de un diagnóstico de tu estado actual y te recomendarán una rutina que se adapte a tus objetivos y estado actual.

Por bueno que sea tu entrenador recuerda siempre que la voluntad de ejercitarse depende de ti. Visualiza tu cuerpo como era antes del verano y la rutina que llevabas en ese entonces, y piensa que si antes eras capaz de lograrlo nada impide que puedas volver a esos hábitos, por lo que retomar la actividad física después del verano está totalmente de tu mano..

Revisar el estado del cuerpo

Otra buena recomendación para volver al ejercicio después del verano es acudir a un nutricionista, pues lo más probable es que el descanso del verano haya estado acompañado de alimentos sabrosos pero no necesariamente saludables. Un plan nutricional a medida sería lo ideal para saber lo que tienes que comer y recuperar tu físico y/o mejorarlo.

Ruth Cohen © 2019. Todos los derechos reservados. Política de Privacidad.

1
¡Hola!👋, ¿en qué puedo ayudarte?
Powered by